Pintura: su aliada para transformar los espacios del hogar

Pintura: su aliada para transformar los espacios del hogar

Pintura: su aliada para transformar los espacios del hogar

La pintura juega un papel fundamental en la decoración de interiores, debido a su capacidad de decorar y transformar los espacios.

El color proyecta distintas sensaciones, como espacios sobrios o atrevidos, naturales o neutros; además, permite crear distintos efectos ópticos, logrando que las estancias se vean más amplias, más compactas, más altas o más bajas de lo que realmente son.

El color que se aplica a través de la pintura también genera emociones y estas influyen en el estado de ánimo de las personas, por ejemplo, puede estimular la realización de actividades, la relajación, la concentración y hacer que el entorno se sienta más alegre, entre otras.

Dimensiones del espacio a través de los tonos

 Profundidad

Los tonos fríos logran la sensación de profundidad, mientras que los colores cálidos harán que los espacios se vean más cercanos.

Estos efectos visuales le ayudarán a saber qué tonalidades escoger y cuál es la mejor forma de aplicar la pintura, teniendo en cuenta el tamaño de la estancia y el efecto que quiera proyectar.

Tome en cuenta estos trucos y obtenga efectos fabulosos:

Si cuenta con una habitación pequeña y desea que se observe más amplia, aplique un color frío en todas las paredes para evitar contrastes. Esto crea la sensación de espacios profundos y más grandes.

Para hacer que la habitación se perciba más larga, la magia está en pintar el techo y una de las paredes de un mismo color, preferiblemente negro, gris o blanco, y el resto de las superficies con un tono que contraste.

Si busca que la habitación se vea compacta, utilice colores cálidos y una de las paredes píntela con un tono distinto que llame la atención.

Pinte con un color cálido dos paredes contrarias, esto le ayudará a dar la sensación de una estancia más angosta.

Decoración con patrones

 Innove sus espacios interiores

Los patrones aportan carácter y personalidad a sus espacios.

Si son diseños de figuras grandes, estas se observarán mejor si las estancias son amplias. Por el contrario, los patrones pequeños son ideales como detalles en los cuartos pequeños.

Es preferible que los patrones hagan armonía con el estilo de otros elementos ornamentales como cojines, alfombras, cortinas y adornos, entre otros.

La incorporación de patrones debe llevarse a cabo de forma balanceada, para evitar la saturación. Se recomienda aplicarlo en una pared de la estancia y pintar el resto de superficies con un color que combine.

Otra forma de incluir los patrones en las habitaciones es realizarlo en zonas como las puertas, escaleras, ventanas o muebles.

Pinte franjas y rayas

Detalles que transforman 

Las líneas son un gran elemento de decoración que cambia el estilo del ambiente, ornamenta de una forma diferente y crea efectos como profundidad o anchura.

Si quiere incluirlas sin que el ambiente pierda el equilibrio y la sobriedad, es preferible que solo una de las paredes de la estancia tenga líneas y el resto se mantengan lisas.

Tome en cuenta que las líneas horizontales logran estilizar, mientras que las horizontales hacen que la habitación parezca más alta.

Combine colores

Atrévase al cambio 

Pintar las paredes con varios colores es tendencia. Hay muchos estilos, como habitaciones bicolores, con figuras geométricas, pinceladas alternas, entre muchas otras ideas creativas.

Una de las técnicas más populares para mezclar colores son los diseños geométricos. Con distintos tonos de pintura, figuras diferentes y un equilibrio en la aplicación, se puede lograr elegancia.

En una habitación infantil puede alternar el color de las paredes con la gama de tonos pastel. Estas dan la sensación de tranquilidad y ternura.

El uso de dos o más colores en una habitación puede servir como elemento divisor de zonas dentro del ambiente. Por ejemplo, en una sala puede destacar áreas de comedor, tv y lectura.

Otros efectos que aportan color 

 Aplique efectos

Existen muchas tendencias decorativas fáciles y sencillas de realizar con la pintura.

Por ejemplo, el efecto arena, el cual se recomienda para estancias exteriores como los corredores o terrazas.

Este se logra dar una capa de imprimación (recubrimiento que se aplica antes de pintar) y, sobre esta, aplicar pintura con brochazos rápidos en forma de cruz con diferentes direcciones. Una vez seco,  pinte con otros colores encima para conseguir profundidad.

Un efecto adicional que puede crear es el de metal. Existen pinturas con este acabado, aportando un resultado de brillo y lujo a los espacios. Se aconseja aplicarlo como detalle, en una pequeña parte.

El efecto esponjado es otra alternativa. Consiste en recargar moderadamente una esponja con pintura y aplicarla a la pared con pequeños y suaves golpes.

También existe el efecto de degradado o difuminado. Generalmente se realiza en forma descendente, pasando de un color claro a oscuro, o viceversa.

Recomendaciones

Innove y decore

Pintar es una labor que puede realizar usted mismo, sin inconvenientes ni equipos complicados. Sin embargo, es importante tener en cuenta algunos consejos para obtener resultados perfectos que le inspiren y le permitan disfrutar de su hogar.

Tenga en consideración que el tamaño del patrón va a depender de la medida de la habitación o el estilo decorativo que desea incorporar.

Aplique o combine solo los colores necesarios. Elija aquellos que le ofrezcan un balance.

Cuidado con los colores vibrantes. Lo recomendado es utilizarlos para detalles y combinarlos con tonalidades neutras.

Si su hogar está ubicado en una zona fría, se sugiere pintar la vivienda con colores cálidos. En caso contrario, pinte con tonos fríos para aportar frescura.

Utilice colores claros, especialmente el blanco, para potenciar el efecto de claridad. Es ideal para iluminar estancias donde hay poca luz. La pintura amarilla también es idónea para lograr este resultado.

Tenga siempre a mano las herramientas básicas para pintar. Un arreglo o la inspiración de decoración con color puede llegar en cualquier momento.

También es fundamental contar con cinta azul, con la cual podrá crear patrones y figuras, hacer divisiones y, asimismo, proteger bordes y marcos de ventanas y puertas.

La pintura y el color son un recurso ideal para remozar y transformar los espacios de su hogar, crear sensaciones y despertar emociones.

Pintura: su aliada para transformar los espacios del hogar

La pintura juega un papel fundamental en la decoración de interiores, debido a su capacidad de decorar y transformar los espacios.

El color proyecta distintas sensaciones, como espacios sobrios o atrevidos, naturales o neutros; además, permite crear distintos efectos ópticos, logrando que las estancias se vean más amplias, más compactas, más altas o más bajas de lo que realmente son.

El color que se aplica a través de la pintura también genera emociones y estas influyen en el estado de ánimo de las personas, por ejemplo, puede estimular la realización de actividades, la relajación, la concentración y hacer que el entorno se sienta más alegre, entre otras.

Dimensiones del espacio a través de los tonos

 Profundidad

Los tonos fríos logran la sensación de profundidad, mientras que los colores cálidos harán que los espacios se vean más cercanos.

Estos efectos visuales le ayudarán a saber qué tonalidades escoger y cuál es la mejor forma de aplicar la pintura, teniendo en cuenta el tamaño de la estancia y el efecto que quiera proyectar.

Tome en cuenta estos trucos y obtenga efectos fabulosos:

Si cuenta con una habitación pequeña y desea que se observe más amplia, aplique un color frío en todas las paredes para evitar contrastes. Esto crea la sensación de espacios profundos y más grandes.

Para hacer que la habitación se perciba más larga, la magia está en pintar el techo y una de las paredes de un mismo color, preferiblemente negro, gris o blanco, y el resto de las superficies con un tono que contraste.

Si busca que la habitación se vea compacta, utilice colores cálidos y una de las paredes píntela con un tono distinto que llame la atención.

Pinte con un color cálido dos paredes contrarias, esto le ayudará a dar la sensación de una estancia más angosta.

Decoración con patrones

 Innove sus espacios interiores

Los patrones aportan carácter y personalidad a sus espacios.

Si son diseños de figuras grandes, estas se observarán mejor si las estancias son amplias. Por el contrario, los patrones pequeños son ideales como detalles en los cuartos pequeños.

Es preferible que los patrones hagan armonía con el estilo de otros elementos ornamentales como cojines, alfombras, cortinas y adornos, entre otros.

La incorporación de patrones debe llevarse a cabo de forma balanceada, para evitar la saturación. Se recomienda aplicarlo en una pared de la estancia y pintar el resto de superficies con un color que combine.

Otra forma de incluir los patrones en las habitaciones es realizarlo en zonas como las puertas, escaleras, ventanas o muebles.

Pinte franjas y rayas

Detalles que transforman 

Las líneas son un gran elemento de decoración que cambia el estilo del ambiente, ornamenta de una forma diferente y crea efectos como profundidad o anchura.

Si quiere incluirlas sin que el ambiente pierda el equilibrio y la sobriedad, es preferible que solo una de las paredes de la estancia tenga líneas y el resto se mantengan lisas.

Tome en cuenta que las líneas horizontales logran estilizar, mientras que las horizontales hacen que la habitación parezca más alta.

Combine colores

Atrévase al cambio 

Pintar las paredes con varios colores es tendencia. Hay muchos estilos, como habitaciones bicolores, con figuras geométricas, pinceladas alternas, entre muchas otras ideas creativas.

Una de las técnicas más populares para mezclar colores son los diseños geométricos. Con distintos tonos de pintura, figuras diferentes y un equilibrio en la aplicación, se puede lograr elegancia.

En una habitación infantil puede alternar el color de las paredes con la gama de tonos pastel. Estas dan la sensación de tranquilidad y ternura.

El uso de dos o más colores en una habitación puede servir como elemento divisor de zonas dentro del ambiente. Por ejemplo, en una sala puede destacar áreas de comedor, tv y lectura.

Otros efectos que aportan color 

 Aplique efectos

Existen muchas tendencias decorativas fáciles y sencillas de realizar con la pintura.

Por ejemplo, el efecto arena, el cual se recomienda para estancias exteriores como los corredores o terrazas.

Este se logra dar una capa de imprimación (recubrimiento que se aplica antes de pintar) y, sobre esta, aplicar pintura con brochazos rápidos en forma de cruz con diferentes direcciones. Una vez seco,  pinte con otros colores encima para conseguir profundidad.

Un efecto adicional que puede crear es el de metal. Existen pinturas con este acabado, aportando un resultado de brillo y lujo a los espacios. Se aconseja aplicarlo como detalle, en una pequeña parte.

El efecto esponjado es otra alternativa. Consiste en recargar moderadamente una esponja con pintura y aplicarla a la pared con pequeños y suaves golpes.

También existe el efecto de degradado o difuminado. Generalmente se realiza en forma descendente, pasando de un color claro a oscuro, o viceversa.

Recomendaciones

Innove y decore

Pintar es una labor que puede realizar usted mismo, sin inconvenientes ni equipos complicados. Sin embargo, es importante tener en cuenta algunos consejos para obtener resultados perfectos que le inspiren y le permitan disfrutar de su hogar.

Tenga en consideración que el tamaño del patrón va a depender de la medida de la habitación o el estilo decorativo que desea incorporar.

Aplique o combine solo los colores necesarios. Elija aquellos que le ofrezcan un balance.

Cuidado con los colores vibrantes. Lo recomendado es utilizarlos para detalles y combinarlos con tonalidades neutras.

Si su hogar está ubicado en una zona fría, se sugiere pintar la vivienda con colores cálidos. En caso contrario, pinte con tonos fríos para aportar frescura.

Utilice colores claros, especialmente el blanco, para potenciar el efecto de claridad. Es ideal para iluminar estancias donde hay poca luz. La pintura amarilla también es idónea para lograr este resultado.

Tenga siempre a mano las herramientas básicas para pintar. Un arreglo o la inspiración de decoración con color puede llegar en cualquier momento.

También es fundamental contar con cinta azul, con la cual podrá crear patrones y figuras, hacer divisiones y, asimismo, proteger bordes y marcos de ventanas y puertas.

La pintura y el color son un recurso ideal para remozar y transformar los espacios de su hogar, crear sensaciones y despertar emociones.

Artículos relacionados